Bienvenido a nuestra selección mensual de libros y productos de interés, una herramienta de ORYX para conocer en detalles libros y productos importantes para ornitólogos, zoólogos, botánicos o cualquier otra especialidad relacionada con la historia natural o el medio ambiente.

Cada mes ofrecemos una amplia reseña de un número limitado de libros considerados como publicaciones de referencia y la descripción detallada de algún producto de características y funciones destacables.

Y ahora también podéis seguir con absoluta puntualidad toda la información que generamos y que queremos compartir sobre libros, productos y cualquier tipo de acontecimiento relacionado con la naturaleza de nuestro planeta a través de las redes sociales. SÍGUENOS en

Y como cada año hemos vuelto a seleccionar las mejores guías de identificación de aves, mamíferos, otros animales y plantas de todo el mundo para quién tenga previsto hacer un viaje naturalista en los próximos meses. Consúltala haciendo clic aquí

HAZ UN PEDIDO QUE INCLUYA ALGUNO DE LOS TÍTULOS DE LA SELECCIÓN Y TENDRÁS LOS GASTOS DE ENVÍO GRATIS!

NOTA: Oferta válida para cualquier pedido que incluya al menos un título de la selección de guías hasta el próximo 31 de julio de 2012.

NOTA. Si no quieres recibir más información de Weboryx, haz clic aquí.

ICTIOFAUNA CONTINENTAL ESPAÑOLA. BASES PARA SU SEGUIMIENTO
40,00
ICTIOFAUNA CONTINENTAL ESPAÑOLA. BASES PARA SU SEGUIMIENTO

Iniciado originalmente como un proyecto del Ministerio de Medio Ambiente a desarrollar por los especialistas del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, en concreto por el equipo de Ignacio Doadrio y colaboradores, se publica ahora en forma de libro los resultados de este extenso trabajo de campo llevado a cabo durante dos años en el que han completado un total de 785 muestreos, 391 durante 2009 y 394 durante 2010. La cobertura geográfica fue asimismo homogénea, con un muestreo aceptable de todas las cuencas de agua dulce españolas.

La necesidad de un examen del estatus de los peces de agua dulce españoles era obvia, para un país como España que se ha desarrollado rápidamente en pocas décadas y que ha malgastado y deteriorado en muchos sitios el medio acuático. Los ríos peninsulares han sufrido el cambio de una agricultura de secano por una de regadío, que consume más del 70% del agua disponible. Asimismo esta agricultura de regadío ha dado lugar a un mayor uso de fertilizantes y plaguicidas, que han contaminado tanto los acuíferos como las aguas superficiales. Si a este cambio en la agricultura se le une el desarrollo industrial y el creciente número de infraestructuras hidráulicas para satisfacer la demanda de la industria, junto con el crecimiento económico y poblacional, la degradación de los ecosistemas acuáticos ha sido la consecuencia inmediata a todo lo previo.

Como respuesta a ello, diversas Directivas europeas han tratado de establecer mecanismos de control y mejora de estos recursos, introduciendo la elaboración de índices que tengan en cuenta a la fauna de peces, los denominados Índices de Integridad Biótica. La elaboración de estos parámetros implica la obtención de datos fiables sobre presencia y tamaño poblacional de las especies. Para los peces peninsulares españoles, además, se ha de tener en cuenta que de las 61 especies peninsulares, 41 de ellas son endémicas, lo que supone más del 80% de la ictiofauna continental española. Ello redunda en que la Península Ibérica deba ser considerada como un área geográfica de características insulares para la ictiofauna continental, que no puede traspasar barreras como los Pirineos o el Estrecho de Gibraltar. Los estudios evolutivos actuales, asimismo, han concluido que la ictiofauna peninsular española es mucho más parecida a la de otros países mediterráneos que a la del resto del centro y norte de Europa.

Para los muestreos, han empleado una combinación de pesca eléctrica junto con el uso de redes, usando en cambio en los ecosistemas de saladares y marismas el uso de nasas. El seguimiento reveló la presencia de algunas especies muy raras, como la lamprea de arroyo (Lampetra planeri) y la lamprea marina (Petromyzon marinus), que se reproduce en la cuenca del Guadiaro, así como citas de especies como el fraile (Salaria fluviatilis), la pardilla (Iberochondostroma lemmingii), el bordallo (Squalius carolitertii), el calandino (Squalius alburnoides) y otras. Encontraron también poblaciones no conocidas de algunas de las especies en mayor peligro, como la loína (Parachondrostoma arrigonis).

Ofrecen para cada especie una serie de fotos de los ejemplares, a cuerpo entero y de detalles anatómicos, así como de los hábitats donde viven, los mapas con los resultados de la distribución en las cuencas peninsulares, y de los lugares donde se hicieron los muestreos, con textos muy trabajados donde se ofrece la diagnosis morfológica de la especie respecto de las especies con las que se podría confundir, una descripción donde se comentan las particularidades anatómicas, comentarios sobre su biología y ecología, su distribución, una explicación de cómo se elaboró el seguimiento en 2009 y 2010, los problemas de conservación a los que se enfrenta la especie, finalizando con una completa bibliografía.

Proponen las categorías de conservación correspondientes según la nomenclatura de IUCN, y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. Ofrecen, finalmente valoraciones del tamaño de las poblaciones de cada especie así como sus tendencias.

Índice Páginas Interiores

CONIFERS AROUND THE WORLD. 2 VOLS
270,00
CONIFERS AROUND THE WORLD. 2 VOLS

Una obra magnífica, en dos suntuosos volúmenes, que destacan especialmente por la cantidad y lujo de las ilustraciones: muchísimas fotos, la mayoría de gran calidad, editadas a gran tamaño, junto con dibujos y mapas.

La finalización de este proyecto en forma de libro ha sido parte de un trabajo de décadas de explorar y documentar las plantas leñosas y sus hábitats a través de las zonas templadas del mundo. Los autores y colaboradores han pasado más de 2.000 días en el campo durante un período de 16 años (1990-2006), visitando muchas regiones y países de todos los continentes excepto la Antártida. Han recibido el apoyo de colegas, académicos, guías locales y entusiastas y de más de 160 voluntarios. Esta nueva publicación, que se comenzó a trabajar en 2003, es una versión en inglés muy ampliada de la versión original "Fenyõk un Körül Föld" (Coníferas alrededor de la Tierra), que se publicó en el año 2000 en Hungría. En ella se cubre la mayor parte de las coníferas nativas de las zonas templadas y adyacentes en todo el mundo, con más de 500 taxones, presentados en más de 3700 fotografías en color. También se incluyen los mapas de distribución de todos los taxones discutidos, fotografías del hábitat y de detalles de cada especie y cerca de 1.300 dibujos morfológicos.

La base sobre la cual se ha construido este libro ha sido el trabajo de campo. Ha sido muy importante para los autores documentar esas coníferas principalmente en sus hábitats naturales lo que proporciona el contexto más realista para su estudio. Encontrar, fotografiar y recoger cientos de taxones requirió de largos viajes. La publicación de este libro representa un importante hito en el camino hacia una meta más ambiciosa, de largo recorrido: un Atlas Dendrológico ampliamente ilustrado.

El primer volumen se inicia con un amplio capítulo sobre las caracterización taxonómica y morfológica de las coníferas y sobre su distribución mundial. En el primer aspecto se hace una amplia revisión histórica con referencias a todos los grandes botánicos que estudiaron este grupo de árboles. La caracterízación morfológica se organiza por partes, corteza, hojas, piñas, piñones, con una gran cantidad de fotografías y dibujos.

A continuación empieza la descripción propiamente dicha de las coníferas del mundo, con una primera revisión general de famílias y géneros para pasar a la descripción de las especies por regiones: Europa y regions adyacentes, Asia y Hainan, Japón e islas adyacentes, Taiwan, (ya en el segundo volumen) Norteamérica, México y America Central, Caribe y Bermudas, Chiel y Argentina, Australia y Tasmania y finalmente Nueva Zelanda. Para cada especie se incluyen varias fotografías, una descripción de la región y hábitats que ocupa y una descripción morfológica corta pero precisa sobre las forma y disposición de las acículas, aspecto y tamaño del árbol, corteza, ramas y piñas, suficiente para identificar cada especie. En total se cubren las 625 a 700 especies de coníferas que hay en todo el mundo, con hasta 1000 taxones considerando subespecies y variedades distintivas.

El segundo volumen finaliza con una amplia galería de fotos de la corteza de casi todas las especies de coníferas (más de 650 fotografías), unos apéndices con la descripción de un pequeño número adicional de especies, un glosario, las referencias bibliográficas y una lista completa de los nombres científicos y otra de los nombres comunes en inglés.

El resultado, en estos dos volúmenes, es una obra que documenta por vez primera, todas las coníferas del mundo, en fotografías.

VOLUME 1:
Índice Páginas Interiores

VOLUME 2:
Índice Páginas Interiores

TREES OF LIFE. A VISUAL AND HISTORY OF EVOLUTION
43,80
TREES OF LIFE. A VISUAL AND HISTORY OF EVOLUTION

Un atractivo libro, que reúne el trabajo paciente del autor, Theodore W. Pietsch, que ha dedicado años a recopilar los cladogramas históricos que han tratado de exponer en forma de árbol las relaciones filogenéticas de los seres vivos. Se trata, pues, de un libro sobre historia de la ciencia, con una parte de investigación detectivesca y otra de pedagogía al mostrar cómo ha evolucionado el pensamiento científico acerca de las relaciones evolutivas entre los organismos.

Visualmente muy interesante ya que uno de los puntos fuertes de esta monografía son las láminas donde se van reproduciendo los cladogramas históricos, que datan desde 1554. A pesar de que la ordenación en forma de árbol como una metáfora que nos permita comprender de forma gráfica las relaciones entre los organismos ha sido atribuida generalmente a Darwin, en realidad el concepto es mucho más antiguo, ya que un siglo antes de Darwin un naturalista suizo, Charles Bonnet, en 1764, fue el primero que introdujo este concepto de forma explícita. Y ya mucho antes de estas definiciones que se ajustarían a las contemporáneas bajo una visión filogenética, se habían formulado otras posibilidades, desde los tiempos de Aristóteles, que llegaban a representar las entidades vivas de forma jerárquica, con los elementos básicos en la base (agua, tierra, aire, fuego) y el hombre, los ángeles y Dios en la cima. Entre ambas visiones, toda una serie de aproximaciones gráficas han tratado de exponer cómo se relacionan los seres vivos. Este libro nos transporta por un viaje histórico de varios siglos, que nos permite ir comprobando cómo ha ido evolucionando el conocimiento humano, al mismo tiempo que también nos permite comprobar cómo ha evolucionado el dibujo naturalista que ha tratado de representar los organismos emblemáticos de cada una de las familias de los seres vivos. Theodore W. Pietsch ha reproducido en este libro 230 árboles de la vida - entre miles de posibles candidatos - que datan del siglo XVI hasta la actualidad. Algunos de ellos destacan por representar, por ejemplo, modelos de cráneos, manos o pies u otros caracteres anatómicos para mostrar a cada especie o familia, de manera que el lector pudiera apreciar las similitudes y diferencias de las distintas ramas.

Se trata, en resumen, de la primera vez que se reúne una selección de este tipo en un solo volumen, facilitando el acceso al estudioso de la historia del pensamiento científico a cómo ha evolucionado el pensamiento en esta rama de la ciencia.

Índice Páginas Interiores

THE BIRD PHOTOGRAPHY FIELD GUIDE. THE ESSENTIAL HANDBOOK FOR CAPTURING BIRDS WITH YOUR DIGITAL SLR
11,00
THE BIRD PHOTOGRAPHY FIELD GUIDE. THE ESSENTIAL HANDBOOK FOR CAPTURING BIRDS WITH YOUR DIGITAL SLR

Este práctico libro contiene toda la experiencia que se necesita para convertir un viaje de fotografía de aves en una gratificante sesión de fotos: aconsejan sobre el equipo, la técnica y trucos para trabajar en el campo, a la vez que ofrece una gran cantidad de magníficas fotografías del autor, David Tipling, un reconocido experto en fotografía de aves en el campo. Finalmente, incluye una sección sobre revelado digital que nos ayudará a convertir nuestras fotografías en impresiones perfectas, gracias al uso de software específico. Hoy en día la fotografía digital, sea con cámaras réflex o con digiscoping, es una de las actividades fundamentales que hacen los observadores de aves. Tener un buen equipo es sólo una parte importante. La otra es saber sacar el máximo rendimiento a este equipo. Este es el objetivo de esta guía, que editada en un formato de bolsillo, sintetiza a la perfección y de forma muy esquemática y bien presentada, los aspectos necesarios para maximizar el uso de los equipos fotográficos, incluyendo aquí no sólo las cámaras y objetivos, sino también el proceso de edición posterior.

Índice Páginas Interiores

UN PEQUEÑO GRAN TELESCOPIO, EL NIKON FIELDSCOPE ED50 A

Usando el telescopio en un trekking en el Ladakh. Foto:Òscar Domínguez ©

"Ya saqué al campo 3 veces el nuevo equipo... Por ahora estoy muy contento. Realmente se ve muy bien, muy nítido, llama la atención. Lógicamente al compararlo con el Zeiss 85 de noche con la luz de la ciudad pues se nota la diferencia pero solo faltaría porque la diferencia de diámetro tiene que valer para algo. Además de la nitidez llama la atención el gran campo que tiene. El ocular de 27x tiene más campo que (...) el zoom 20-60x a 20 aumentos. En fin que creo que fue una gran compra. Varios ornitólogos con mucha experiencia estuvieron mirando por él y quedaron alucinados. Alguno planteándose su compra al precio a que están los telescopios de alta gama, además de lo útil que resulta su tamaño para viajes."

Este fue el comentario que recibimos del primer ornitólogo que se benefició de la excepcional oferta que en estos momentos tenemos de este telescopio. El comentario resume con precisión y contundencia lo que nosotros pensamos de este telescopio.

No se trata de un telescopio que pueda ni deba competir con las prestaciones de los telescopios de primera línea de 80 o más mm de diámetro, pero se trata de una opción a tener muy en cuenta. En primera instancia parece como el telescopio óptimo para los que ya poseen un primer telescopio de gran diámetro y alta gama, pero que en ocasiones (de viaje o cuando van a la montaña y tienen que cargarlo en largas caminatas) o no lo utilizan o echan en falta una opción más ligera y transportable que también les ofrezca un buen nivel de calidad óptica. Pero no hay que descartarlo como primera opción frente a alternativas de mayor diámetro que no sean de alta gama, es decir, que más de uno se puede plantear si no es más interesante un Fieldscope ED50 con el ocular fijo de 27x que un telescopio de 80 mm y un ocular de 20-60x de 600 o 700 €.

La razón por la que hemos preparado esta presentación es que en estos momentos podemos ofrecer el conjunto del telescopio NIKON FIELDSCOPE ED50 A con el ocular MC de 27x de gran campo, la funda de mano adicional y un kit de limpieza por tan solo 645 €* cuando el precio normal en España rondaba los 1.000 €.

* Oferta limitada al stock disponible.

Características técnicas, diseño y funcionalidad

Lo primero y más destacable sin duda es el tamaño y el peso. Con el ocular MC de 27x mide exactamente 24,5 cm de longitud por 13,5 cm de alto y pesa 650 g (con tapas). En las manos parece más un juguete que no un telescopio de 1.000 €, pero eso no es lo que importa, lo que importa es su calidad óptica.

El objetivo es de tan solo 50 mm de diámetro con lentes ED (Extra Low Dispersion). Junto con el ocular fijo de 27x de gran campo ofrece un campo de visión de 47 m a 1.000 m de distancia (2,7º), una distancia de enfoque mínimo de 3m, una pupila de salida de 1,85 mm y un relieve de pupila de 17,8 mm.

El cuerpo del telescopio es de policarbonato con la superficie algo rugosa y agradable al tacto. Es estanco y está relleno de Nitrógeno pudiendo soportar la inmersión a 1 m de profundidad durante 5 minutos. El relleno de Nitrógeno también garantiza que las lentes no puedan empañarse por dentro. El pie del telescopio es relativamente pequeño y no tiene anillo que permita rotar el cuerpo de telescopio. La ruedecilla de enfoque está situada en la parte superior y en el mismo plano que el eje del telescopio. Es suficientemente ancha, precisa y no tiene la más mínima holgura. Necesita algo más de 4 revoluciones para ir del enfoque mínimo a infinito. Permite poner un filtro de protección del objetivo de 55 mm de Ø. No tiene parasol. El ocular es relativamente corto (6 cm) y ancho (4,8 cm), con un diámetro de cristal de entrada de casi 2 cm. Dispone de copa retráctil con una única posición.

Se incluye una funda de neopreno que se coloca y se extrae con relativa facilidad teniendo el telescopio montado en el trípode, pero no se puede mantener puesta ya que no permite abrirse por el extremo del objetivo. El Kit de oferta incluye una segunda funda de Cordura que no tapa ni el ocular ni el objetivo. Esta funda está pensada para poder utilizar el telescopio sin trípode gracias al asa que tiene para poner la mano y sostenerlo con relativa firmeza a la vez que el dedo índice queda orientado a la ruedecilla de enfoque.

Calidad óptica

El FIELDSCOPE ED 50 ofrece una imagen brillante y con buena definición en casi el 95% del campo de visión. La fidelidad de los colores es buena y no se aprecia ninguna tendencia hacia colores fríos o calientes. El contraste es bueno y la aberración cromática prácticamente inapreciable. En condiciones de poca luz la calidad de imagen sufre un poco más, pero no hay que olvidar que se trata de un telescopio de tan solo 50 mm que en cualquier caso se comporta bastante mejor que muchas otras opciones de 60 o 65 mm.

El trípode, un elemento básico a considerar

La compra de un telescopio ligero y de pequeño tamaño siempre provoca grandes dudas a la hora de escoger el trípode adecuado. La buena estabilidad de un trípode representa casi el 50% de la satisfacción que nos pueda dar un buen telescopio.

Está claro que si optamos por un telescopio que pese sólo 650 gramos y mida poco más de un palmo no lo vamos a poner sobre un trípode de más 3 kg de peso y que plegado nos ocupe más de 70 cm, pero hacerlo sobre un trípode ligero de mala calidad sería un gran error porqué desaprovecharíamos mucho de lo bueno que tiene el telescopio que estamos tratando. En estos momentos nuestra recomendación se centraría en dos opciones. Una primera más asequible, pero perfectamente funcional y de buena calidad, compuesta por un trípode MANFROTTO MT293A3 con una rótula 128RC (2,4 kg) o todavía mejor con una rótula 700RC2 (1,9 kg). El trípode MT293A3 es un modelo relativamente reciente que ofrece una buena altura (141,5 cm sin extender la barra central, incluyendo la rótula 128RC) y, aunque el diseño no es del mismo nivel que los ya súper conocidos 190 y 055, mantiene unas buenas prestaciones en estabilidad. De la rótula 128RC, probablemente la rótula más utilizada por usuarios de telescopio, no se puede decir gran cosa que no sepamos todos, pero de la 700RC2, quizás menos conocida, decir que tiene como ventaja pesar bastante menos, 520 g frente al 1 kg de la 128RC, con un igualmente buen movimiento fluido.

La segunda opción sería para sibaritas que puedan permitirse invertir más en el trípode que en el telescopio. Se trata del excepcionalmente ligero y compacto trípode GITZO GT2520FT de fibra de carbono con la rótula GH1720FQR. El diseño de este trípode, que permite plegar las patas por encima de la rótula, hace que cuando está plegado tan solo mida 43 cm. El peso no llega a los 2 kg y las prestaciones de estabilidad son excepcionales. La rótula, con un único mando para fijar el movimiento horizontal y vertical es una maravilla de comodidad y precisión de movimiento.

MANFROTTO MT293A3 GITZO GT2520FT

Conclusión

Una perla que hoy tenemos la oportunidad de ofrecer con un buen descuento sobre su precio normal. Especialmente atractiva para quien valore una buena calidad óptica y quiera optar por un telescopio pequeño, ya sea como segundo telescopio para ir de viaje o para salir a la montaña, o ya sea como primer telescopio más asequible que los clásicos de primeras marcas, pero con unas prestaciones de gran nivel dentro de las limitaciones que imponen sus características.

Más información en:

  • http://www.birdwatching.com/optics/2009scopes_mid/nikon50mm_fieldscope.html
  • http://jerryjourdan2.blogspot.com.es/2008/09/review-nikon-ed50-spotting-scope.html
  • http://featheredgeoptics.com/productreviews.htm
  • Revista BIRD WATCHING Octubre 2008 (considerado como "Best in Test")